Reproducción


Una salamandra juvenil completamente metamorfoseada.


Larvas de salamandra común poco antes de completar la metamorfosis, con coloración negro-amarilla y las branquias muy reducidas.


La salamandra común es la única especie de caudados que deposita larvas. Es ovovivípara o larvípara, aunque algunas subespecies son vivíparas (S.s. bernardezi y S.s.fastuosa). las hembras depositan normalmente las larvas entre Marzo y Septiembre. El apareamiento y la fertilización del huevo son dos acontecimientos separados en esta especie. La hembra almacena el esperma en una espermateca hasta  completar el ciclo vitelogénico y hasta que  los huevos están listos para ser fertilizados. La fertilización ocurre después de la ovulación. Ésta ocurre durante los primeros días de Julio generalmente. Los huevos crecen en el útero durante 5 meses, y se alimentan de las reservas de su propio vitelo (lecitotrofia). En Europa central la temporada principal en qué se depositan las larvas oscila entre Abril y Mayo. Esto ocurre principalmente durante la noche. La hembra se sumerge en el agua y expulsa las larvas a través de la cloaca. Las pequeñas larvas poseen branquias completamente desarrolladas, extremidades, ojos  y aletas caudales y dorsales. Su longitud varía entre 25 y 35 mm. La metamorfosis se completa aproximadamente en 4 meses. Para ese entonces las branquias han retrocedido en su totalidad y los pulmones son funcionales al 100%. La coloración negra y amarilla es claramente visible. De media, la longitud total de un animal metamorfoseado es de 51 mm. Después de la metamorfosis, los juveniles necesitan 2 o 3 años para convertirse en salamandras adultas y para desarrollar sus glándulas parótidas.

Aguas de desove:

Las aguas donde las salamandras depositan las larvas, presentan temperaturas bastante bajas a lo largo del año, entre 8 y 11°C. Estas aguas presentan un alto contenido de oxígeno, como por ejemplo riachuelos o fuentes. En la zona baja de las montañas, las salamandras puede utilizar también pequeños embalses de aguas limpias para depositar sus larvas. De vital importancia es la presencia de agua durante todo el año, de esta manera las larvas podrán completar su metamorfosis. Algunas de las larvas llegan a hibernar bajo el agua.

Bibliography:

Böhme, W., B. Thiesmeier & K. Grossenbacher (eds.) 2003. Salamandra Salamandra (Linnaeus, 1758) – Feuersalamander. Handbuch der Reptilien und Amphibien Europas, Bd.4/2B : Schwanzlurche (Urodela) IIB; Salamandridae III: Triturus 2, Salamandra: BD 4/IIB: 969-1028. Wiebelsheim.

Buckley, D. & M. Alcobendas & M Garcia-Paris & M. H. Wake 2007. Heterochrony, cannibalism, and the evolution of viviparity in Salamandra salamandra. In: Evolution and Development: 9:1, 105-115.

Dopazo, H. & M. Korenblum 2000. Viviparity in Salamandra salamandra (Amphibia: Salamandridae): adaptation or exaptation? In: Herpetologica: 56, 144-152.

Steinfartz S. & K. Stemshorn & D. Kuesters & D. Tautz 2005. Patterns of multiple paternity within and between annual reproduction cycles of the fire salamander (Salamandra salamandra) under natural conditions. In: Journal of Zoology: 268, 1-8.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.